3
Accede a tu cuenta

Usa tus datos de usuario para acceder a tu cuenta:

N¿No recuerdas tu contraseña?

N¿No estás registrado?

SalDeDudas.es - Servicio de Consultas OnLine

Base del conocimiento

1. Ayudas y subvenciones
¿Qué ayudas existen para crear una empresa?

Hay muchos tipos de ayudas y subvenciones para crear una empresa que básicamente dependen de la ubicación de la empresa (localidad y Comunidad Autónoma), del sector de actividad, de si se trata de un proyecto de autoempleo, de la forma jurídica que adopte la empresa, de la situación laboral de la que partan quienes van a emprender la actividad, etc. Es por ello importante realizar la búsqueda de ayudas para cada caso concreto conociendo todos estos elementos.

Algunas subvenciones comunes para todas las Comunidades Autónomas son las siguientes:

  • Subvenciones para el fomento del empleo autónomo, para personas desempleadas inscritas como demandantes de empleo en su correspondiente oficina que vayan a pasar a desarrollar una actividad por cuenta propia.
  • Subvenciones para el fomento del empleo y la mejora de la competitividad en las cooperativas y las sociedades laborales.
  • Proyectos empresariales I + E.
  • Proyectos de I+D+i

Se puede encontrar la información relativa a cada uno de estos programas en las webs de las diferentes Consejerías o en las de los Servicios Regionales de Empleo de los Gobiernos autonómicos.

¿Qué ayudas existen para empresas ya creadas?

Las ayudas para empresas ya creadas son ayudas a la inversión, es decir que están vinculadas a la realización de un determinado gasto o inversión, adquisición de activos fijos, incorporación de Nuevas Tecnologías de la Información, introducción de elementos de diseño de producto o de imagen corporativa, contratación de personal, inicio de proyectos de investigación y desarrollo, etc.

Para localizar las ayudas aplicables a nuestra empresa resulta fundamental tener claro cual es la finalidad para la que se busca este apoyo.

¿Qué es el pago único de la prestación por desempleo?

El pago único de la prestación por desempleo, también llamado capitalización, es una medida para fomentar y facilitar iniciativas de empleo autónomo, a través del abono del valor actual del importe de la prestación por desempleo de nivel contributivo a los beneficiarios de prestaciones que pretenden desarrollar una actividad empresarial.

El destino de la cuantía abonada depende de la forma jurídica que vaya a tener la empresa, de la siguiente forma:

En el caso de incorporarse la persona desempleada como socia a una sociedad laboral o una cooperativa, bien creada o de nueva creación, el abono de la prestación se realizará de una sola vez por el importe que corresponda a la aportación obligatoria establecida con carácter general en cada cooperativa, o a la adquisición de acciones o participaciones del capital social en una sociedad laboral. Con la cuantía de prestación que quede restante, la Entidad Gestora podrá abonar trimestralmente el importe para subvencionar la cotización del trabajador a la Seguridad Social.

En el caso de iniciar una actividad como persona autónoma:

  • El abono de una sola vez se realiza por el importe que corresponda a la inversión necesaria para desarrollar la actividad, incluido el importe de las cargas tributarias para el inicio de la actividad, con el límite máximo del 60% del importe de la prestación por desempleo pendiente de percibir (puede llegar al 100% para algunos casos). El resto de la prestación que no se haya obtenido en la modalidad de pago único, será abonado mensualmente por la Entidad Gestora para subvencionar la cotización al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos del trabajador a la Seguridad Social.
  • Si la persona dada de alta en el régimen de autónomos no va a realizar inversión, podrá solicitar y obtener exclusivamente el importe total de la prestación pendiente de percibir para la subvención de cuotas de la Seguridad Social.

Más información en la página del Servicio Público de Empleo Estatal

http://www.sepe.es/contenido/prestaciones/pdf/GuiaCapitalizacion.pdf

2. Financiación
¿Qué programas existen de acceso a financiación o financiación subvencionada?

¿Qué programas existen de acceso a financiación o financiación subvencionada?

Diferentes administraciones públicas tienen establecidos convenios con Bancos y Cajas para el establecimiento de líneas de préstamo para emprendedores con condiciones especiales. Exponemos a continuación algunos programas de ámbito estatal, aunque pueden existir otros programas específicos de la Comunidad Autónoma, por lo que para una información completa será necesario consultarnos:

Microcréditos delInstituto de la Mujer, que tiene un convenio con la Dirección General de Política de Pymes del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) para fomentar la actividad empresarial femenina, a través de una línea de microcréditos sin aval ni comisiones y con condiciones más favorables que las habituales del mercado.

Las condiciones que reúne el préstamo personal fijo ofrecido por el Convenio son las siguientes:

  • Beneficiarias: mujeres que inicien su actividad o la hayan iniciado en un período inferior a tres años. Excepcionalmente, dicho periodo podrá extenderse dos años más, siempre y cuando el objeto de la financiación sea la consolidación y mejora de la competitividad de la empresa y no se trate de una mera refinanciación de negocios inviables.
    Deberán presentar un plan de empresa precalificado favorablemente por la Dirección General de Política de la Pequeña y Mediana Empresa (DGPYME), y el certificado de validación emitido por las asociaciones de mujeres y ONGs de acción social con las que el Ministerio de Igualdad ha suscrito los correspondientes acuerdos de colaboración.
  • Importe máximo: hasta 25.000 €.
  • Gastos financiables: inversiones en activos fijos. En el caso de solicitar el importe máximo (25.000 euros), se podrá financiar hasta 2.500 euros de circulante, es decir, aproximadamente un 15% sobre el total de la inversión.
  • Plazo de amortización: hasta 5 años más 6 meses de carencia optativos.
  • Interés máximo del 6%. Con este límite absoluto, que en ningún caso puede excederse, se establece un tipo variable del 1,5% sobre el índice de referencia Euribor.
  • Financiación máxima: 95% del coste total del proyecto.
  • El plazo máximo para contestar a la solicitud de microcrédito será de un mes y no serán causas de exclusión automática tener una hipoteca anterior, ser titular de otro préstamo personal siempre que no se haya destinado al mismo negocio, tener cargas familiares o carecer de experiencia empresarial.
  • Tramitación: las personas interesadas deberán dirigirse a cualquiera de las Organizaciones de Mujeres Empresarias colaboradoras, que actuarán como oficinas gestoras del mismo, donde se les proporcionará información y asesoría, así como el modelo de solicitud al que deberán acompañar un Plan de empresa. Una vez realizado el análisis técnico del plan de empresa, la Organización que haya actuado como oficina gestora emitirá, en su caso, un certificado de validación del proyecto. A continuación, su expediente será enviado a la Caja de Ahorros que elija la emprendedora (entre las que se hayan adherido al Proyecto) para que otorgue la validación final del proyecto y adopte una decisión sobre la concesión del préstamo.

Las Organizaciones Empresariales de Mujeres que colaboran con el programa, donde te informarán con mayor detalle sobre el proceso de solicitud, son las siguientes:

OMEGA

Organización de Mujeres Empresarias y Gerencia Activa
Pº S. Francisco de Sales, 26 2º A, 28003 Madrid
Tel.: 91 399 50 26 - 91 399 51 38 Fax: 91 399 51 38 microcreditos@mujeresempresarias.org

FEMENP

Federación Española de Mujeres Empresarias de Negocios y Profesionales
Fortuny, 3 1º Izq., 28010 Madrid
Tel.: 91 319 66 69 - 91 319 62 19 Fax.: 91 319 65 43 rsalamanca@femenp.com

FIDEM
Fundació Internacional de la Dona Emprendedora
Pl. Ramón Berenguer el Gran, 1 ent. 2ª, 08002 Barcelona
Tel.: 93 310 31 66 Fax: 93 268 74 00 fidem@telefonica.net

UATAE

Unión de Asociaciones de Trabajadoras Autónomas y Emprendedoras
Agustín de Betancourt, 17-6, 28003 Madrid
Tel.: 91 534 94 42 Fax: 91 534 61 92 formacion@upta.ugt.org

WWB

Banco Mundial de la Mujer en España
Villanueva, 31 1º Dcha., 28001 Madrid
Tel.: 91 435 47 03 Fax: 91 576 80 26 wwb@bancomujer.org/ www.bancomujer.org

FUNDACIÓN MUJERES

Francisco de Rojas, 2 1º Izda, 28010 Madrid
Tel.: 91 591 24 20 Fax: 91 447 24 61 asesoria@fundacionmujeres.es

FEDERACIÓN DE MUJERES PROGRESISTAS

Ribera de Curtidores, 3, 28005 Madrid
Tel.: 91 539 02 38 Fax: 91 527 03 02 fmp@fmujeresprogresistas.org

FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE MUJERES EN LA ECONOMÍA SOCIAL (ESFERA)

Jardines, 15, 28013 Madrid
Tel.: 91 522 15 33 Fax: 91 531 95 75 amesal@amesal.org

Líneas de financiación del Instituto de Crédito Oficial (entidad pública adscrita al Ministerio de Economía y Hacienda):

ICO Empresas y Emprendedores 2014

Financiación orientada a autónomos y empresas que realicen inversiones productivas en el territorio nacional y/o necesiten cubrir sus necesidades de liquidez. También pueden solicitar financiación particulares y comunidades de propietarios para rehabilitación de viviendas.

ICO Garantía SGR/SAECA 2014

Financiación orientada a autónomos y empresas españolas o mixtas con capital mayoritariamente español que cuenten con el aval de una Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) o SAECA.

ICO Pagarés y Bonos de Empresas 2014

Financiación orientada a empresas españolas que emitan en el mercado primario pagarés y bonos admitidos a cotización en mercados organizados o en sistemas multilaterales de negociación en España.

ICO Internacional 2014

Financiación orientada a autónomos y empresas españolas o mixtas con capital mayoritariamente español que realicen inversiones productivas fuera del territorio nacional y/o necesiten cubrir sus necesidades de liquidez.

ICO Exportadores Corto Plazo 2014

Financiación destinada a autónomos y empresas españolas que necesiten obtener Liquidez mediante el anticipo de facturas procedentes de su actividad exportadora.

Más información en http://www.ico.es/web/ico/lineas-ico

Programa de Microcréditos para Jóvenes del Instituto de la Juventud (INJUVE).El programa tiene por objeto facilitar a los jóvenes con menos posibilidades el acceso a financiación ajena en la modalidad de microcréditos para la puesta en marcha, promoción y apoyo financiero de proyectos empresariales. Los microcréditos están dirigidos a personas de hasta treinta y cinco años, residentes en el Estado español, que cuenten con el correspondiente permiso de trabajo para trabajar por cuenta propia y que inicien su actividad o la hayan iniciado en un período inferior a un año. Otros requisitos son: que presenten un plan de empresa y que más del 50% del capital social de la empresa corresponda a jóvenes.

Características financieras

Los préstamos sin avales se someterán a las siguientes condiciones:

  • El porcentaje máximo de la financiación será del 95% del coste total del proyecto, teniendo cada préstamo, de ser aprobada la operación por los servicios correspondientes de Microbank, una cuantía máxima de hasta 25.000 euros
  • El plazo de amortización será de 5 años, más 6 meses de carencia optativo.
  • El tipo de interés será del 8,25%
  • La comisión de apertura será del 0%
  • La comisión de estudio será del 0%
  • La comisión de amortización anticipada será del 0%.

Para solicitar más información o presentar las solicitudes se puede acudir a las sedes centrales o regionales de las entidades colaboradoras:Red Araña, Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Confederación de Centros de Desarrollo Rural (Coceder), Confederación Española de Discapacitados Físicos y Orgánicos (Cocemfe), Fundación Radio Ecca y Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos o a cualquier Red de centros de información juvenil, cuyas direcciones puedes encontrar en la página siguiente:

http://www.injuve.es/conocenos/red-de-centros-de-informacion-juvenil

Tienes información sobre este programa en la página del INJUVE: www.injuve.es

¿Qué otras opciones de financiación me puedo plantear?

Sociedades de Capital Riesgo. Las Sociedades de Capital Riesgo tienen por objeto la inversión a corto plazo de forma minoritaria y temporal, mediante adquisición de participaciones, en pequeñas y medianas empresas con grandes perspectivas de rentabilidad y/o crecimiento, que actúan en sectores estratégicos para las regiones o países donde operan y también en sectores con alto potencial de innovación o que sean emergentes en la economía actual. Puedes conocer cómo funciona este sector visitando la web de la Asociación Española de Capital Inversión, www.ascri.org

Sociedades de Garantía Recíproca. Las SGR son entidades financieras sin ánimo de lucro y ámbito de actuación específico (por sector de actividad y por autonomías) cuyo objeto principal es procurar el acceso al crédito de las pequeñas y medianas empresas, tanto a las que no tienen garantías suficientes, para obtener un crédito pese a tener un proyecto de inversión rentable, como al empresario que, teniendo garantías suficientes sabe que con un aval de la SGR va a obtener un crédito en mejores condiciones. Encontrarás más información sobre las entidades que operan en tu Comunidad Autónoma en la Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca, www.cesgar.es

Business Angels. Los Business Angels son personas físicas con un amplio conocimiento de determinados sectores y con capacidad de inversión, que impulsan el desarrollo de proyectos empresariales con alto potencial de crecimiento en sus primeras etapas de vida, aportando capital y valor añadido a la gestión. Los business angels se diferencian de los inversores tradicionales y del capital riesgo en su implicación en la gestión de la empresa.

Al igual que las entidades de capital riesgo, se trata de inversores que apuestan por un proyecto empresarial, sin involucrarse en el día a día, pero aportando un valor añadido.

Normalmente se trata de empresarios o directivos de empresas que aportan a título privado su capital, sus conocimientos técnicos y su red de contactos personales a los emprendedores que quieren poner en marcha un proyecto empresarial o a las empresas que se encuentran en el inicio de su actividad, o que pilotan un nuevo proyecto, con el objetivo de obtener una plusvalía a medio plazo y con la esperanza de seleccionar un proyecto empresarial de gran éxito.

Además desde la entrada en vigor de la Ley de apoyo al emprendedor estos inversores pueden beneficiarse de una deducción por inversión y exención de las plusvalías.

Puedes conocer un poco mejor en qué consiste el apoyo que prestan en las siguientes páginas:

www.esban.com(Red Española de Business Angels)

http://www.ipyme.org/es-ES/Financiacion/Paginas/FinanciacionPyme.aspx

a. ENISA

ENISA jóvenes emprendedores

Los préstamos ENISA, tienen como objetivo estimular la creación de empresas promovidas por jóvenes empresarios, facilitando el acceso a una financiación preferente con la única garantía de su proyecto empresarial.

Condiciones

  • Ser pyme con forma societaria, constituida, como máximo, en los 24 meses anteriores a la solicitud.
  • Modelo de negocio innovador/novedoso.
  • No estar enmarcado en el sector inmobiliario y financiero.
  • Edad máxima de quienes ostenten la mayoría del capital no superior a 40 años.
  • Se financiará adquisición de activos fijos y circulante necesario para la actividad.
  • Aportaciones de socios por importe del 15/25% de la cuantía del préstamo solicitado a ENISA.


Características

  • Préstamo participativo
  • Importe mínimo 25.000 €
  • Importe máximo: 75.000 €
  • Interés mínimo: Euribor + 3%
  • Interés variable: se determinará en función de la rentabilidad financiera de la empresa, de hasta 4,5% por encima del interés mínimo.
  • Comisión apertura: 0,5%
  • Vencimiento: máximo 4 años
  • Carencia: máximo 1 año

La tramitación de los préstamos ENISA, puedes realizarla:

A través de ENISA

A través de los socios colaboradores:

  • Asociaciones Jóvenes Empresarios, miembros CEAJE
  • Asociación Española de Business Angels, AEBAN
  • Agencias de desarrollo regional, miembros del Foro ADR
  • CEEI´s, miembros de ANCES
  • Parques tecnológicos, miembros de APTE
  • Petita i Mitjana Empresa de Catalunya, PIMEC
  • Voluntariado Senior de Asesoramiento Empresarial, SECOT
3. Creación de empresas
Elementos básicos a tener en cuenta antes de crear una empresa.

Para desarrollar un proyecto empresarial de cualquier tipo o sector existe un camino que todo aquel que emprende una actividad sigue de manera intuitiva y que vamos a repasar por si te pudiera ayudar en la apertura de tu negocio:

  1. Evaluación del punto de partida personal.
    Debes considerar si este proyecto se adapta a tus habilidades y es compatible con tus gustos, aficiones y situación personal.

  2. La idea de negocio.
    Tienes que estudiar si la idea tiene capacidad de mercado, la duración de vida de tus productos, el potencial de crecimiento y el mejor ajuste a nuestra capacidad y situación personal.

  3. El mercado al que nos dirigimos.
    Tienes que estudiar quiénes son tus clientes y sus factores de compra; analizar a tu competencia, dónde están y lo que ofrecen; estudiar la situación del sector y buscar toda la información disponible.

  4. Nuestra oferta (productos/servicios).
    Tienes que definir muy bien tus productos y servicios que vamos a ofrecer, estudiar la marca y la patente en caso de que haya algún elemento novedoso y la responsabilidad en su caso.

  5. Creación y apertura del negocio.
    • Localización del negocio. Es muy importante conseguir la localización idónea y depende de cada tipo de negocio y de los hábitos de compra y de vida de los clientes.

    • Forma de acceso al negocio. Al negocio puedes acceder comprándolo entero, comprando una participación, a través de un traspaso, por medio de una franquicia o de forma independiente. Tienes que evaluar cual es la fórmula más conveniente para ti.

    • Forma jurídica de la empresa. La elección de la forma jurídica bajo la cual opere el negocio depende de factores muy diversos que el emprendedor debe analizar personalmente: número de socios, responsabilidad patrimonial que éstos quieran asumir respecto del riesgo empresarial, si los socios van a trabajar o no para la empresa, cuántos de ellos van a trabajar, tipo de negocio, previsión de ingresos y planificación fiscal en función de los ingresos, etc.

    • Contabilidad y administración. Tienes que estudiar los sistemas de cobros y pagos que vas a utilizar, la contabilidad, las obligaciones tributarias, las relaciones con los bancos, etc.

    • Elección de los socios. No es fácil iniciar un negocio solo, pero si se decide hacerlo con socios hay que buscar a los idóneos para el negocio. Hay que aclarar si todos van a ser socios trabajadores o meramente capitalistas.

    • Recursos necesarios. Fundamentalmente hay que valorar las instalaciones que necesitas, el equipo productivo y el equipo humano.

    • Presupuesto y búsqueda de financiación. Para analizar si el proyecto sería rentable hay que hacer números detallando todos los gastos necesarios para poner en marcha el negocio, así como los necesarios para el mantenimiento de la actividad. Después habrá que ver de qué recursos disponemos para hacer frente a esos gastos y realizar una previsión del flujo de ingresos y gastos de los primeros años, para ello deberás estimar el margen de venta y realizar una previsión de ventas. Las ayudas y subvenciones que esperamos obtener pueden incluirse en el plan de viabilidad, pero no hay que contar con esta cantidad hasta que tengamos la certeza de la concesión.

    • Plan de empresa. Tienes que resumir en un documento todo lo que has estado analizando, sólo tienes que ordenarlo, te servirá como guía para desarrollar tu empresa.

    • Trámites de puesta en marcha. Los trámites para crear una empresa varían dependiendo de la forma jurídica elegida, de la actividad concreta que se va a realizar y su regulación, del tipo de instalación que necesitemos, etc.
¿Qué información mínima debe contener un plan de empresa?

El plan de empresa es una herramienta imprescindible a la hora de afrontar al proyecto de crear una empresa, con independencia de la experiencia y conocimientos con los que parta el promotor y de las características y tamaño del proyecto que quiere desarrollar.

Un plan de empresa es un documento en el que sedescribe y analiza la idea de negocio y cómo se va a llevar a cabo en la práctica, además de estudiar la viabilidad técnica, económica y financiera de la misma conel objeto primero de ayudarnos a nosotros mismos a reflexionar sobre nuestra idea y proyecto, pero también con el de lograr el apoyo de un tercero (una entidad bancaria, un socio inversor, una administración pública que concede ayudas y subvenciones, etc.).

En él se incluyen los básicos del proyecto, quienes serán los promotores, se describen los productos o servicios a ofrecer, se analiza el mercado, el plan de marketing, los recursos humanos que serán necesarios, etc.

¿Qué información mínima debe contener un plan de viabilidad?

El plan de viabilidad económico-financiera es un estudio detallado de la parte económica del proyecto, en el que se detallan el plan de inversiones, la financiación prevista para hacer frente a esas inversiones y a los pagos derivados del desarrollo de la actividad y se hace una previsión de cuenta de resultados de los primeros años (ingresos y gastos).

El plan de viabilidad puede incluirse como una parte del plan de empresa o presentarse por separado.

También podéis consultar las siguientes páginas:

http://www.ipyme.org/es-ES/Herramientasemprendedor/Paginas/Herramientasdelemprendedor.aspx

http://servicios.ipyme.org/planempresa/

¿Hay una cifra de capital mínimo necesario para crear una empresa?

No, no hay una cifra estándar de capital necesario. La inversión a realizar para el inicio de la actividad dependerá totalmente del caso concreto y estará en función de multitud de factores que habrá que ir concretando en el plan de viabilidad económica. Factores como el tipo de instalación que se necesite, si lo vamos a comprar o a alquilar, si será necesario realizar alguna reforma o no, los medios que necesitemos para desarrollar la actividad, los proveedores con los que se trabaje, la forma jurídica que vaya a tener la empresa, el capital social que se vaya a aportar en el caso de sociedades mercantiles, si se trata o no de una franquicia, si la normativa reguladora de la actividad exige algún requisito específico, etc.

La única forma de concretar la inversión necesaria para la puesta en marcha del negocio es ir detallando todo los factores anteriores para el caso concreto, solicitando presupuestos, pidiendo información de precios a proveedores, etc.

Como información orientativa, para garantizar la viabilidad económica de la actividad se recomienda que alrededor del 30% de la inversión la financie el promotor o promotores con fondos o aportaciones propias.

4. Formas jurídicas
Formas jurídicas

La elección de la forma jurídica bajo la cual opere el negocio depende de factores muy diversos que el emprendedor debe analizar personalmente: el número de socios que vayan a participar, la responsabilidad patrimonial que éstos quieran asumir respecto del riesgo empresarial, si los socios van a trabajar o no en la empresa, cuántos de ellos trabajarán, el tipo de negocio, previsión de ingresos y planificación fiscal en función de los ingresos, etc.

Forma jurídicaNúmero mínimo de socios
Empresario individual (trabajador autónomo) 1 (sólo admite una persona)
Sociedad Civil 2
Comunidad de Bienes 2
Sociedad Limitada 1
Sociedad Limitada Nueva Empresa
Nota: la SLNE es una especialidad de la SL. Tiene algunas limitaciones pero sus características básicas y régimen de funcionamiento son los mismos.
1 (entre 1 y 5 personas físicas)
Sociedad Anónima 1
Sociedad Laboral (Limitada o Anónima)
Nota: la Sociedad Laboral se rige subsidiariamente por la normativa general de la SL o la SA según la forma que se haya adoptado.
3
Sociedad Cooperativa 3

A continuación exponemos las ventajas e inconvenientes de cada opción en función del número de socios del que partimos:

Una sola persona.

De manera genérica, las ventajas de actuar como Empresario Individual o Trabajador Autónomo serían las siguientes:

  • Los trámites de constitución son más fáciles y no conllevan gastos notariales.

Entre los inconvenientes, cabe destacar que como trabajador autónomo o empresario individual estás asumiendo una responsabilidad patrimonial ilimitada. Esto quiere decir que todo tu patrimonio personal queda afectado por el resultado de tu actividad empresarial, en los términos del artículo 1911 del Código civil: "Del cumplimiento de las obligaciones responde el deudor con todos sus bienes, presentes y futuros". Esta obligación se extiende al cónyuge si no te has acogido al régimen matrimonial de separación de bienes.

En cuanto a las ventajas de la Sociedad Limitada:

  • Tu responsabilidad patrimonial quedaría limitada al capital aportado, de manera que sólo responderías de las deudas de la sociedad hasta el límite de las aportaciones que hayas realizado al capital social.
  • La sociedad tributará a través del Impuesto de Sociedades, cuyo tipo es fijo del 35% (en empresas de reducida dimensión, por la parte de base imponible comprendida entre 0 y 30.000 € se tributa al 25% y por la parte restante al 30%).  
  • Puede proyectar una imagen más solvente frente a terceros.

Como principal inconveniente, están los trámites y costes de constitución, aunque si prefieres separar tu patrimonio personal del de la empresa, sólo lo vas a poder hacer constituyendo la S.L.

Dos o más personas.

Las opciones que encajan en este supuesto son las siguientes: Sociedad Civil, Sociedad Limitada, SL Nueva Empresa, Sociedad Limitada Laboral y Sociedad Cooperativa.

De manera genérica, las ventajas de actuar como Sociedad Civil serían las siguientes:

  • Los trámites de constitución son más fáciles y no conllevan gastos notariales, ya que si no se aportan bienes inmuebles a la sociedad no es necesario constituirla ante notario.
  • Se tributa a través del IRPF, cuyo tipo es variable, dependiendo de los rendimientos obtenidos, y dependiendo del tipo de actividad los socios pueden optar por que la sociedad tribute en el régimen de estimación objetiva (también llamado módulos). La Sociedad Civil tributa por el mismo impuesto que un trabajador autónomo (IRPF), pero bajo el régimen de atribución de rentas, por el cual las rentas de la Sociedad se derivan a los socios en proporción a su participación en la misma. Cada socio declarará los ingresos derivados de la actividad económica en su propia declaración fiscal, junto con el resto de rendimientos de otro tipo que pueda tener.

Entre los inconvenientes, cabe destacar que todo el patrimonio personal de los socios queda afectado por el resultado de la actividad empresarial. En el caso de que la sociedad asuma deudas los socios deberán responder conforme a lo dispuesto en el artículo 1911 del Código civil: "Del cumplimiento de las obligaciones responde el deudor con todos sus bienes, presentes y futuros".

En cuanto a las ventajas comunes de los otros tres tipos de Sociedades, son las siguientes:

  • La responsabilidad patrimonial de los socios quedaría limitada al capital aportado, de manera que sólo responderías de las deudas de la sociedad hasta el límite de las aportaciones que hayas realizado (un mínimo de 3.000 euros, salvo en la Cooperativa, en la que no hay una cifra mínima de capital social).
  • La sociedad tributará a través del Impuesto de Sociedades, cuyo tipo es fijo del 30% (en empresas de reducida dimensión, por la parte de base imponible comprendida entre 0 y 120.202 € se tributa al 20% y por la parte restante al 25%).  
  • Puede proyectar una imagen más solvente frente a terceros.

Como principal inconveniente, están los trámites y costes de constitución, que varían dependiendo del capital social y otros factores. El caso de las sociedades laborales y las cooperativas es distinto porque gozan de diversas bonificaciones fiscales que explicamos a continuación y por que en la cooperativa no existe una cifra de capital social mínimo que haya que aportar para su constitución.

La Sociedad Limitada es una sociedad mercantil capitalista cuyo capital, un mínimo de 3.000 euros, está dividido en participaciones y en la que los socios no responden personalmente de las deudas sociales. El capital social deberá estar totalmente desembolsado desde el origen. La filosofía que subyace en este tipo de sociedades es que prima la identidad de quienes son socios y el control por estos del acceso a la condición de socio, que la capitalización de la sociedad. Es la fórmula idónea para empresas con pocos socios a los que interesa mantener el control sobre quién puede entrar como socio y quién no. Las Sociedades Limitadas tienen restricciones a la libre transmisión de participaciones.

La Sociedad Limitada Nueva Empresa se creó mediante LEY 7/2003, de 1 de abril, de la Sociedad Limitada Nueva Empresa (puedes descargar su texto en la Sección Documentación on-line del portal), que la configuró como una especialidad de la SL. Se trata del mismo tipo de sociedad mercantil que se rige de forma subsidiaria por la normativa de las S.L.

La SLNE se caracteriza por el carácter telemático de los trámites de constitución y la reducción de formularios a sólo uno, lo que en principio tendría que traducirse en una reducción del tiempo de constitución y de los costes. Además, existe un modelo estándar de Estatutos sociales aprobado por el Ministerio de Justicia mediante Orden JUS/1445/2003, 4 de junio, por la que se aprueban los Estatutos orientativos de la sociedad limitada Nueva Empresa y se ha aprobado un sistema simplificado de llevanza de contabilidad y unmodelo simplificado de cuentas anuales.

Entre las particularidades que presenta destacan las siguientes:

  • Denominación social compuesta por el nombre de uno de los socios fundadores, seguido de un código alfanumérico y de la abreviatura SLNE ("Sociedad Limitada Nueva Empresa").
  • Responsabilidad de los socios limitada al capital aportado.
  • Capital social entre 3.012 y 120.202 euros, dividido en participaciones y desembolsado exclusivamente mediante aportaciones dinerarias.
  • Entre 1 y 5 socios (personas físicas) para su constitución, pudiéndose ampliar el número posteriormente a través de la transmisión de participaciones.
  • Objeto social genérico integrado por todas o alguna de las siguientes actividades: actividad agrícola; ganadera; forestal; pesquera; industrial; de construcción; comercial; turística; de transportes; de comunicaciones; de intermediación; de profesionales o de servicios en general.

Puedes encontrar información detallada sobre este tipo de Sociedad, el proceso de tramitación telemática y un mapa de Puntos de Asesoramiento e Inicio de Tramitación de la SLNE (PAITs) en la web de la DGPyme www.circe.es

La Sociedad Laboral y la Sociedad Cooperativa se enmarcan dentro del ámbito de la economía social y se caracterizan porque la mayor parte o la totalidad del capital social pertenece a socios trabajadores. Tienen una serie de particularidades y limitaciones que hay conocer y analizar antes de tomar cualquier decisión sobre la forma jurídica:

La Sociedad Limitada Laboral está basada en la figura de la SL y tiene su normativa reguladora como norma complementaria. Es también una Sociedad mercantil capitalista en la que la mayoría del capital social tiene que estar en manos de socios trabajadores. A su vez, ningún socio puede poseer participaciones sociales que representen más de la tercera parte del capital social. Hay además otra serie de limitaciones que se recogen en la Ley 4/1997, de 24 de marzo, de sociedades laborales. El artículo 1 de la Ley comienza definiendo la Sociedad Laboral de la siguiente forma:

1. Las sociedades anónimas o de responsabilidad limitada en las que la mayoría del capital social sea propiedad de trabajadores que presten en ellas servicios retribuidos en forma personal y directa, cuya relación laboral lo sea por tiempo indefinido, podrán obtener la calificación de Sociedad Laboral cuando concurran los requisitos establecidos en la presente Ley.

2. El número de horas-año trabajadas por los trabajadores contratados por tiempo indefinido que no sean socios, no podrá ser superior al 15 por 100 del total de horas-año trabajadas por los socios trabajadores. Si la sociedad tuviera menos de veinticinco socios trabajadores, el referido porcentaje no podrá ser superior al 25 % del total de horas-año trabajadas por los socios trabajadores. Para el cálculo de estos porcentajes no se tomarán en cuenta los trabajadores con contrato de duración determinada.

Las Sociedades tienen una serie de bonificaciones fiscales en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos que se regulan en los artículos 19 y 20 de la Ley 4/1.997, de 24 de marzo, de Sociedades Laborales (para que se apliquen es necesario tener la calificación de Sociedad Laboral y destinar al Fondo Especial de Reserva, en el ejercicio en que se produzca el hecho imponible, el 25 % de los beneficios líquidos). Las bonificaciones son las siguientes:

  • Exención de las cuotas devengadas por las operaciones societarias de constitución y aumento de capital y de las que se originen por la transformación de sociedades anónimas laborales ya existentes en sociedades laborales de responsabilidad limitada, así como por la adaptación de las sociedades anónimas laborales ya existentes a los preceptos de la Ley de Sociedades Laborales.
  • Bonificación del 99 por 100 de las cuotas que se devenguen por modalidad de transmisiones patrimoniales onerosas, por la adquisición, por cualquier medio admitido en Derecho de bienes y derechos provenientes de la empresa de la que proceda la mayoría de los socios trabajadores de la sociedad laboral.
  • Bonificación del 99 por 100 de la cuota que se devengue por la modalidad gradual de actos jurídicos documentados, por la escritura notarial que documente la transformación bien de otra sociedad en sociedad anónima laboral o sociedad limitada laboral o entre éstas.
  • Bonificación del 99 por 100 de las cuotas que se devenguen por la modalidad gradual de actos jurídicos documentados, por las escrituras notariales que documenten la constitución de préstamos, incluidos los representados por obligaciones o bonos, siempre que el importe se destine a la realización de inversiones en activos fijos necesarios para el desarrollo del objeto social.

Las Sociedades Cooperativas son sociedades cuyo objetivo primordial es satisfacer en común ciertas necesidades de sus socios, como pueden ser un puesto de trabajo, obtener bienes y servicios en común en condiciones ventajosas, etc, siendo de carácter secundario el rendimiento que se pueda obtener del capital aportado. Por ello, en este caso no encaja la figura del socio meramente capitalista, sino que todos los socios tendrían que ser trabajadores.

Las ganancias o pérdidas se reparten entre los socios en función del volumen de actividad realizada con la cooperativa o la dedicación a la misma y no del capital que se posea en ella.

Para constituir una Cooperativa no se exige una cifra mínima de capital social y los socios pueden aportar el que consideren oportuno. La principal diferencia entre las sociedades mercantiles de capital y la Cooperativa es que mientras en las primeras los socios deciden y reciben el beneficio en función de su participación en el capital social, en las Cooperativas el beneficio no se reparte entre los socios, sino que se destina a los distintos fondos de dotación obligatoria y, por otra parte, rige el principio cooperativo de "una persona un voto", independientemente de la aportación de cada una.

Las Cooperativas protegidas aquellas que ajusten a la Ley de Cooperativas Nacional o a cualquiera de las Leyes de Cooperativas Autonómicas, y no incurran en las causas de descalificación previstas en el artículo 13 de la Ley 20/1990) disfrutan de los siguientes beneficios fiscales regulados en el artículo 33:

    1. Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados estarán exentas:
      1. Actos de constitución, ampliación de capital, fusión y extinción.
      2. Constitución y cancelación de préstamos.
      3. Adquisición de bienes y derechos que se integren en el Fondo de Educación y Promoción.

    2. Impuesto de Sociedades:
      Se aplicarán los siguientes tipos de gravamen:
      Tipo es fijo del 30% (en empresas de reducida dimensión, por la parte de base imponible comprendida entre 0 y 120.202 € se tributa al 20% y por la parte restante al 25%). 

    3. Impuesto sobre Actividades Económicas: Igual que cualquier sujeto pasivo del IS, la sociedad estará exenta del pago del Impuesto de Actividades Económicas durante los dos primeros años de actividad.Posteriormente, solamente tendrá que pagar este impuesto si el importe neto de la cifra de negocios del penúltimo año ha sido superior a 1.000.000 €.Bonificación del 95% de la cuota, incluidos los recargos.

Tanto la Cooperativa como la Sociedad Laboral tienen como ventajas los incentivos fiscales, la existencia de programas de ayudas específicos para el fomento del empleo y que hay más posibilidades para que los socios trabajadores puedan cotizar en el Régimen General de la Seguridad Social en lugar de en el de Autónomos.

¿Cual es la forma jurídica de empresa más sencilla para iniciar una actividad por cuenta propia?

La figura más sencilla y rápida en cuanto a trámites de constitución y funcionamiento es la de empresario individual.

¿Qué trámites básicos son necesarios realizar para darse de alta en el régimen de autónomos?

Los trámites para darse de alta como personal autónomo y los costes que ello supone son los siguientes:

  1. Ante Hacienda: declaración censal de alta (modelo 036), que sirve para comunicar a Hacienda el inicio de una nueva actividad y elegir la modalidad de tributación en el IRPF (estimación directa o estimación objetiva), que dependerá de la actividad que vayas a realizar, puesto que sólo determinadas actividades (epígrafes de IAE) fijadas por Orden Ministerial anualmente pueden estar en estimación objetiva o módulos. En el teléfono de información de Hacienda 901 33 55 33 te concretarán los epígrafes que te corresponden y el régimen de tributación. Por último, solicitar un NIF si aún no lo tienes (actualmente se obtiene con el DNI). Hay que hacerlo antes de iniciar la actividad.

    Una vez iniciada la actividad, habrá que asumir el coste del pago del IRPF, que variará dependiendo del sistema al que te hayas acogido: estimación objetiva o estimación directa, y sobre los que puedes informarte en la Delegación del Ministerio de Hacienda de tu localidad.

    La reforma del Impuesto de Actividades Económicas introducida en 2003 dejó exentas del pago a las personas físicas, que únicamente tendrán que darse de alta en el impuesto al mismo tiempo y con el mismo impreso de alta fiscal 036, en el que declararán los epígrafes de la actividad.
     
  2. Ante la Seguridad Social: alta en el régimen especial de trabajadores autónomos (RETA), dentro de los 30 días siguientes al inicio de la actividad. Si contratas trabajadores, tendrás que afiliarlos si aún no lo están y darlos de alta en el Régimen General.

    Te informamos que con la entrada en vigor de la Ley de apoyo al emprendedor se puso en marcha la Tarifa plana en la cotización a la Seguridad Social, estableciendo una cuota de 50 euros para el inicio de una actividad por cuenta propia.

    Así, durante los seis meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta, se aplicará una reducción del 80% de la cuota que resulte de aplicar sobre la base mínima el tipo mínimo de cotización vigente en cada momento en este Régimen.

    Posteriormente, y durante los siguientes seis meses, se aplicará una nueva reducción sobre la base mínima de un 50%.

    Transcurrido el primer año desde el alta en el RETA, los hombres de hasta 30 años y las mujeres de hasta 35, se beneficiarán del mantenimiento de una reducción y una bonificación en sus cotizaciones de un 30% durante los siguientes 18 meses.

  3. Ante la Inspección Provincial de Trabajo: comunicación de la apertura del centro de trabajo y sellado del libro de visitas. (para el supuesto de que contrates trabajadores).
     
  4. Ayuntamiento (Urbanismo):solicitud de laslicencias urbanísticas o declaraciones responsables necesarias para el establecimiento.
¿Dónde se realizan los trámites necesarios para la constitución de la forma jurídica?

Los trámites para crear una empresa deben realizarse en las oficinas de cada una de las Administraciones Públicas implicadas (Hacienda, Seguridad Social, Ayuntamiento, etc.). En algunas ciudades se ha establecido el servicio de Ventanilla Única Empresarial, que permite la tramitación de todo lo necesario para crear una empresa en un solo espacio, de forma unificada. Puedes averiguar si dispones de este servicio en tu ciudad y dónde se encuentra en www.ventanillaempresarial.org

5. Laboral
¿Es posible trabajar a la vez por cuenta ajena y por cuenta propia?

No hay impedimento general que impida que una persona pueda trabajar a la vez por cuenta ajena con contrato laboral y por cuenta propia a través de su propia empresa, aunque puede existir algún impedimento legal en los casos previstos en el artículo 21 del Estatuto de los Trabajadores: situaciones de competencia desleal con nuestro empleador (si vamos a realizar tareas de la misma naturaleza o rama de producción sin su consentimiento y siempre que le cause un perjuicio real o potencial) o en el caso de que hayamos pactado plena dedicación o dedicación exclusiva, siempre que exista un pacto expreso en este sentido y una compensación económica. Al mismo tiempo, los Administradores de la SL tienen prohibido dedicarse por cuenta propia o ajena al mismo negocio de la SL salvo que tenga autorización expresa de la Junta General.

La realización de ambas actividad tendrá la consecuencia práctica de que estaremos cotizando a la Seguridad Social por dos vías: el Régimen General de la Seguridad Social y el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos para desarrollar una actividad por cuenta propia.

¿En qué régimen de la Seguridad Social tendré que darme de alta y cotizar para trabajar por cuenta propia?

El régimen de la Seguridad Social en el que debe cotizar la persona dada de alta como empresaria individual o quienes se hayan dado de alta en el régimen de autónomos que actúan en el mercado a través de sociedades civiles o comunidades de bienes, es siempre el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

En las sociedades mercantiles, sin embargo, el régimen en el que se encuadran los socios que van a trabajar para la empresa depende de varios factores (si el socio no trabaja para la sociedad no tiene que darse de alta en ningún régimen de la Seguridad Social, pero la función de administrador se considera como un trabajo):

    1. Sociedad Laboral:

      El socio trabajador deberá darse de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos (RETA) si posee el 50% o más del capital social sumando sus participaciones y las del cónyuge o familiares hasta el 2º grado que convivan con él.

      El socio trabajador deberá darse de alta en el Régimen General con exclusión de las Prestaciones por Desempleo y el FOGASA (Fondo de Garantía Salarial) si es administrador de la Sociedad Laboral y además cobra por ello.

      El socio trabajador estará en el Régimen General sin exclusiones si no se encuentra en ninguno de los supuestos anteriores.

    2. Sociedad Cooperativa:

      Todas las personas socias han de ser necesariamente trabajadores y pueden elegir entre el RETA o el Régimen General, pero todos deberán optar por el mismo régimen.

    3. Sociedad Limitadao SL Nueva Empresa:

      El socio trabajador estará en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) si:

      - Posee el 50% o más del capital social sumando sus participaciones y las del cónyuge o familiares hasta el 2º grado que convivan con él.
      - Posee él solo 1/3 o más del capital.
      - Posee él solo ¼ o más y además es administrador de la sociedad.

      El socio trabajador estará en el Régimen General con exclusión de las Prestaciones por Desempleo y el FOGASA (Fondo de Garantía Salarial) si es administrador de la sociedad sin llegar a poseer ¼ del capital.

      El socio trabajador estará en el Régimen General sin exclusiones de desempleo y FOGASA si no es administrador de la sociedad ni posee los porcentajes de capital anteriormente mencionados.
¿Qué es la figura del personal autónomo económicamente dependiente?

La figura del personal autónomo económicamente dependiente la introdujo la LEY 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo (BOE de 12 de julio de 2007 y que podéis descargar de la sección Documentación on-line del portal).

El personal autónomo económicamente dependiente es aquel que realiza una actividad económica o profesional a título lucrativo y de forma habitual, personal, directa y predominante para una persona física o jurídica, denominada cliente, del que depende económicamente por percibir de él, al menos, el 75 por ciento de sus ingresos por rendimientos de trabajo y de actividades económicas o profesionales. En los artículos 11 y siguientes de la Ley se expone el contenido de su régimen profesional.

¿Cuál es el coste mínimo de cotización al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social en la actualidad?

En el caso del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social, la cuota mensual a ingresar se calcula aplicando el tipo de cotización a la base de cotización, que es la elegida por el trabajador dentro de las bases mínima y máxima fijadas por el Gobierno para cada año. Antes del 1 de octubre de cada año el trabajador autónomo puede elegir/modificar su base de cotización para el año siguiente.

Desde el 1 de enero de 2014, las bases mínima y máxima son las siguientes:

La base máxima de cotización será de 3.597,70 €/mes. La base mínima de cotización será de 875,70 euros mensuales.

Te informamos que con la entrada en vigor de la Ley de apoyo al emprendedor se puso en marcha la Tarifa plana en la cotización a la Seguridad Social, estableciendo una cuota de 50 euros para el inicio de una actividad por cuenta propia.

Así, durante los seis meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta, se aplicará una reducción del 80% de la cuota que resulte de aplicar sobre la base mínima el tipo mínimo de cotización vigente en cada momento en este Régimen.

Posteriormente, y durante los siguientes seis meses, se aplicará una nueva reducción sobre la base mínima de un 50%.

Transcurrido el primer año desde el alta en el RETA, los hombres de hasta 30 años y las mujeres de hasta 35, se beneficiarán del mantenimiento de una reducción y una bonificación en sus cotizaciones de un 30% durante los siguientes 18 meses.

¿Qué modalidades existen de contratos laborales?

A grandes rasgos, los contratos pueden ser temporales (de duración determinada) o indefinidos (sin fecha alguna de finalización) y, a su vez, pueden ser "a tiempo completo" o "a tiempo parcial".

Entre los contratos temporales, hay que distinguir:

  • Por circunstancias de la producción (cuando las circunstancias del mercado, acumulación de tareas o exceso de pedidos lo requieran, aun tratándose de la actividad normal de la empresa).
  • Para la realización de una obra o servicio determinado (realización de obras o servicios determinados con autonomía y sustantividad propia dentro de la actividad empresa y cuya ejecución, aunque limitada en el tiempo, sea en principio de duración incierta).
  • Contrato de trabajo en prácticas, que podrá realizarse con quienes tengan título universitario o de formación profesional de grado medio o superior, dentro de los cuatro años siguientes a la finalización de los estudios.
  • Contrato para la formación, que tendrá por objeto la adquisición de la formación teórica y práctica necesaria para el desempeño adecuado de un oficio o de un puesto de trabajo que requiera un determinado nivel de cualificación. Se podrá celebrar con trabajadores mayores de dieciséis años y menores de veintiún años que carezcan de la titulación requerida para realizar un contrato en prácticas.

En la página del Servicio Público de Empleo Estatal http://www.sepe.es/contenido/empleo_formacion/empresas/contratos_trabajo/index.htmlse ofrece información sobre las características de cada una de las modalidades de contratación laboral, pudiendo descargarse además los modelos oficiales.

¿Qué trámites básicos hay que realizar para la contratación de personal?

La contratación de trabajadores y trabajadoras requiere la siguiente tramitación:

    1. Seguridad Social:
      • Inscripción de la Empresa en la Tesorería Territorial de la Seguridad Social, a fin de obtener el código de cuenta de cotización principal. Este trámite sólo habrá de realizarse la primera vez que se contrate a un trabajador.
      • Alta del trabajador/a en la Seguridad Social, y si no hubiera trabajado anteriormente, solicitar su afiliación. Tanto este trámite como el anterior deben realizarse antes de que la persona comience la prestación de servicios.
    2. Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social:
      • Comunicación a la autoridad laboral de la apertura del centro de trabajo en el que se va a desarrollar la actividad. La comunicación se presentará dentro de los 30 días siguientes a la apertura del centro de trabajo o reanudación de la actividad.
    3. Servicio Regional de Empleo de la Comunidad Autónoma: comunicación del contrato de trabajo
      • La empresa está obligada a comunicar a la Oficina de Empleo, en un plazo máximo de 10 días siguientes a su concertación, el contenido del contrato y sus condiciones.
¿Qué costes aproximados supone para la empresa la contratación laboral?

Para hallar los costes laborales de la contratación de un trabajador se debe partir del salario base anual y mensual para cada categoría profesional consignado en el convenio colectivo aplicable, el número de pagas extras a que tiene derecho y, en su caso, los pluses aplicables (transporte, etc.). En el caso de una persona a media jornada, el salario previsto en el convenio para una jornada completa, se reducirá proporcionalmente.

Una vez conozcas la nómina bruta que vas a aplicar, tendrás que descontar de ésta los porcentajes correspondientes a la aportación del trabajador a la seguridad social y la retención a cuenta del IRPF.

En primer lugar,deberás calcular la base de cotización a la Seguridad Social, sobre la cual aplicarás los tipos de cotización establecidos anualmente y que te facilitamos más abajo. Te ponemos un ejemplo para que sepas cómo calcular la nómina y la base de cotización: imaginemos que el salario mensual previsto en una determinada categoría profesional es de 100 € a jornada completa y que el convenio prevé 4 pagas extras, con un plus de transporte de 10 € mensuales: la nómina de un mes ordinario (aquel en que no hay que pagar pagas extras), será de 110 €. Sobre esta cantidad tendrás que practicar la retención a cuenta del IRPF que corresponda al trabajador (la AEAT te informará).

Ahora bien, la base de cotización a la seguridad social de este trabajador (BC) se calculará añadiendo a su retribución mensual la prorrata de las pagas extraordinarias, de la siguiente manera:

100 € x 16 pagas /12 meses = 133,33 €.

BC = 133,33 €

Sobre esta base de cotización se aplicarán los siguientes tipos de cotización actualizados a 1 de enero de 2010):

TIPO DE COTIZACIÓNEMPRESATRABAJADORTOTAL
Contingencias comunes 23,6% 4,7% 28,3%
Accidente de Trabajo y Enfermedad Profesional A cargo exclusivo de la empresa.    
Desempleo:
Fijos
Temporales, T.Completo
Temporales, T. Parcial
 
5,50%
6,7%
7,7%
 
1,55%
1,6%
1,6%
 
7,05%
8,3%
9,3%
Fondo Garantía Salarial 0,2%   0,2%
Formación profesional 0,6% 0,10 0,7%

Los porcentajes correspondientes a la aportación del trabajador a la seguridad social se descontarán de su nómina. Las cuotas resultantes de aplicar los porcentajes que constituyen la cotización de la empresa a la seguridad social, serán un coste laboral añadido para la empresa.

Para calcular la cantidad que debes descontar de la nómina del trabajador en concepto del IRPF, te recomendamos ponerte en contacto con la Delegación de Hacienda que te corresponda o llamar al teléfono de información gratuito 901 33 55 33.

¿Cómo puedo localizar el convenio colectivo que me afecta?

Para localizar convenios colectivos por sector y zona geográfica se pueden utilizar buscadores de Internet especializados en convenios, como los siguientes:

http://explotacion.mtin.es/wregcon/

http://convenios.juridicas.com/convenios-sectores.php

Para una información específica se puede solicitar ayuda en alguna organización de empresarios de la ciudad o de la provincia, en los Sindicatos o en las Oficinas de Información Socio-Laboral del Ministerio de Trabajo.

¿Cual es el régimen que afecta a la contratación laboral de familiares del empresario?

Según la Ley General de la Seguridad Social, no tienen la condición de trabajadores por cuenta ajena, salvo prueba en contrario, el cónyuge, descendientes, ascendientes y demás parientes del empresario, por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive (lo que comprendería esposo/a padres/suegros, hijos/as, hermanos/as, abuelos/as y nietos/as). La posibilidad de presentar prueba en contrario que demuestre la existencia de una verdadera relación laboral de ajenidad operará solo en el caso de que los familiares no convivan. 

No es de aplicación esta exclusión cuando el empleador sea un trabajador autónomo que contrate como trabajador por cuenta ajena a los hijos menores de treinta años, tanto si conviven o no con él, o cuando se trate de un trabajador autónomo sin asalariados, y contrate a un solo familiar menor de cuarenta y cinco años, que no conviva en su hogar ni esté a su cargo (con la exclusión del desempleo).

6. Extranjería
¿Puede una persona extranjera crear una empresa en España?

La creación de una empresa en España por persona extranjera, en la que además de propietaria del negocio vaya a trabajar, requerirá estar en posesión de una autorización de residencia y de trabajo por cuenta propia, concedidas por las autoridades competentes españolas.Sólo en el caso de constituir una sociedad como socio capitalista y el trabajo lo vaya a realizar personal contratado o socios españoles o con permiso de trabajo en España, no necesitarías estar en posesión de este tipo de permiso.

¿Qué trámites debe realizar una persona extranjera para trabajar por cuenta propia en España?

La Ley Orgánica de Extranjería (Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social) señala que "para la realización de actividades económicas por cuenta propia habrá de acreditarse el cumplimiento de todos los requisitos que la legislación vigente exige a los nacionales para la apertura y funcionamiento de la actividad proyectada, así como los relativos a la suficiencia de la inversión y la potencial creación de empleo, entre otros que reglamentariamente se establezcan". En concreto, es necesario presentar la solicitud de autorización junto con un plan de empresa y de viabilidad económica del proyecto (podemos enviarte unos guiones orientativos si lo necesitas) antes de iniciar la actividad.

La normativa de desarrollo es el Real Decreto 2393/2004, de 30 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000 (artículos 58 a 62). Puedes ver estas normas en www.juridicas.com

Para la concesión de autorización para trabajar por cuenta propia, deben solicitarse alguno de los siguientes permisos:

  • Tipo D inicialPodrá limitarse a una actividad concreta y un ámbito geográfico determinado. Validez de un año.

  • Tipo D renovado Para cualquier actividad en todo el territorio nacional. Dos años de duración. Se otorga al renovar el permiso tipo D inicial.

  • Tipo D renovado segunda renovación Para cualquier actividad en todo el territorio nacional. Dos años de duración. Se otorga al renovar el permiso tipo D renovado.

Para que puedasolicitarse uno de estos permisos por cuenta propia se debe estar en situación regular en España, en caso de que no sea así es obligatorio solicitar un permiso de residencia.

Encontrarás información detallada sobre estas autorizaciones y otra información de interés en las siguientes páginas web:

Para una información más específica sobre el procedimiento que tienes que seguir en tu caso te aconsejamos dirigirte a la Oficina de extranjeros de tu ciudad, cuyas direcciones encontrarás en http://www.seap.minhap.gob.es/servicios/extranjeria/extranjeria_ddgg.html

7. Fiscalidad
¿Cuándo me interesa fiscalmente pasar de actuar como trabajadora autónoma a actuar como Sociedad Limitada?

Para averiguar cuando nos puede interesar más desde el punto de vista fiscal actuar como sociedad mercantil, cuyos beneficios tributan a través del Impuesto sobre Sociedades, en lugar de cómo trabajador autónomo, que tributa a través del IRPF es necesario realizar un estudio y un análisis de los resultados de nuestra actividad y del tipo tributario que nos están aplicando en el IRPF.

El tipo tributario del IRPF es un tipo variable que varía en función de los rendimientos (entre un 15% y un 45%), mientras en el Impuesto de Sociedades se contempla un tipo general fijo, el 35 %.

El Impuesto de Sociedades contempla un incentivo fiscal para las empresas de reducida dimensión (artículo 108 de la Ley), que son las tengan un importe neto de la cifra de negocios inferior a 8 millones de euros. Por la parte de base imponible comprendida entre 0 y 300.000 € se tributan al 25% y por la parte imponible restante al 30%.

Por ello, se tratará de averiguar a partir de qué nivel de rendimientos nos van a aplicar el mismo tipo en el IRPF que en el Impuesto de Sociedades.

¿Qué me interesa más la estimación directa o la objetiva (módulos)?

Como trabajador autónomo que realizas una determinada actividad económica estarás sujeta en términos fiscales al IRPF y al IVA (dependiendo de la actividad, ya que hay actividades exentas y no sujetas a este impuesto). El IRPF es un impuesto con un tipo impositivovariable. Existen dos modalidades o sistemas para calcular el rendimiento de la actividad económica: estimación directa y estimación objetiva, y te afectará uno u otro dependiendo del epígrafe de IAE que corresponda a tu actividad (del que podrán informarte directamente en tu Delegación de Hacienda).

En la modalidad de estimación directa se tienen en cuenta los beneficios reales de la empresa, por lo que se restan los gastos de los ingresos para calcular el rendimiento de la actividad económica y sobre ese resultado se paga un porcentaje. La cuantía exacta a pagar en este caso no la puedes conocer de antemano, sólo puedes hacer un cálculo estimativo, puesto que tendrás que restar a los posibles ingresos de tu actividad los gastos que tengas y trimestralmente deberás abonar en Hacienda el 20% de la cantidad resultante (declaración a cuenta del IRPF). En tu declaración de la renta anual calcularás cuáles han sido tus rendimientos totales (Base Imponible), a los que se aplicará el tipo impositivo que te corresponda en la escala del impuesto. Las cantidades que hayas pagado a cuenta trimestralmente se descontarán de lo que te salga a pagar en la declaración anual.

En la estimación objetiva o módulos no se tienen en cuenta los ingresos y los gastos reales, sino que la Administración Tributaria calcula la cantidad fija a pagar dependiendo de la actividad (epígrafe del IAE) y de una serie de variables como la superficie del local, número de titulares de la actividad, número de trabajadores, consumo de energía eléctrica, etc. Las obligaciones fiscales en esta modalidad se reducen a presentar trimestralmente en Hacienda la declaración correspondiente y abonar un porcentaje que generalmente depende del número de trabajadores que tengas.

8. Propiedad industrial
¿Cómo puedo registrar un nombre comercial?

El nombre comercial es el signo o denominación que sirve para identificar a una persona física o jurídica en el ejercicio de su actividad empresarial y la distingue de otras empresas que desarrollan actividades idénticas o similares. El nombre comercial es un título de propiedad industrial que confiere a su titular el derecho exclusivo a utilizarlo en el tráfico comercial y a impedir que otras personas lo utilicen sin su consentimiento. El nombre comercial se concede por diez años y puede renovarse indefinidamente por periodos de diez años.

La solicitud y registro del nombre comercial se tramita ante la Oficina Española de Patentes y Marcas. Para conocer cómo se desarrolla el proceso de solicitud te recomendamos que visites la página Web de la Oficina Española de Patentes y Marcas www.oepm.es.

¿Puedo usar un nombre como nombre comercial de mi empresa sin haberlo registrado?

El nombre comercial es un título de propiedad industrial que sirve para identificar a una empresa en el tráfico mercantil y diferenciarla de otras similares. Su registro confiere a su titular el derecho exclusivo a utilizarlo en el tráfico económico en los términos previstos en la Ley (Ley 17/2001, de 7 de diciembre, de Marcas), pero el registro previo en la Oficina Española de Patentes y Marcas no es obligatorio.

9. Propiedad intelectual
¿Cómo se protege una página web?

Los distintos elementos que componen una página web, sus contenidos, el diseño y el código fuente, se protegen de acuerdo con la normativa de Propiedad Intelectual, a través de los derechos de autor. Los derechos de autor, regulados en el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, atribuyen al autor la propiedad de una obra literaria, artística o científica por el solo hecho de su creación.

La inscripción de la obra en el Registro de la Propiedad Intelectual no es obligatoria para adquirir los derechos de propiedad intelectual, ya que los tiene el autor por el mero hecho de la creación de su obra. Esto significa que puedes hacer valer tus derechos de autor sobre los diseños que aparecen en tu página web aunque no los hayas registrado. Las ventajas que ofrece la inscripción en el Registro son, además de proporcionar una prueba cualificada de que los derechos inscritos existen y pertenecen a su titular, dar publicidad a los derechos inscritos.

Las Entidades de gestión colectiva de derechos de propiedad intelectual son organizaciones privadas de base asociativa y naturaleza no lucrativa que se dedican en nombre propio o ajeno a la gestión de derechos de propiedad intelectual de carácter patrimonial por cuenta de sus legítimos titulares. En la web del Ministerio de Cultura en la sección de Propiedad Intelectual (http://www.mcu.es/propiedadInt/index.html) tienes un listado de las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual con sus tarifas y está disponible para consulta toda la legislación relacionada.

También te puede resultar útil la web de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), www.sgae.es, y la de la Asociación española de Derecho de la Propiedad Intelectual, www.aedpi.com.

¿Es necesario el registro para tener protegidos mis derechos de autor?

Los derechos de autor están regulados en el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, que atribuyen al autor la propiedad de una obra literaria, artística o científica por el sólo hecho de su creación.

La inscripción de la obra en el Registro de la Propiedad Intelectual no es obligatoria sino potestativa, ya que la obra se protege por el sólo hecho de su creación. Las ventajas que ofrece la inscripción en el Registro son, además de proporcionar una prueba cualificada de que los derechos inscritos existen y pertenecen a su titular, dar publicidad a los derechos inscritos.

Para registrar una obra se debe presentar una solicitud ante el Registro de la Propiedad Intelectual y pagar una tasa. El modelo de solicitud así como la documentación que hay que acompañar en cada caso, se facilitan en el Registro General de la Propiedad Intelectual

(http://www.mcu.es/propiedadInt/CE/RegistroPropiedad/InscripcionDerechos.html).

Dependiendo del lugar de residencia del titular, la solicitud debe dirigirse bien a las oficinas provinciales del Registro Central o a este mismo, o bien a las oficinas delegadas de los Registros Territoriales. Puedes contactar con el REGISTRO CENTRAL(C/ Serrano, 150-4ª planta, 28006- MADRID; Tel.: 915 505 400; Fax:915 505 936; E-mail: registro.rpi@sgtr.mcu.es) para que te indiquen dónde debes dirigirte.

¿Cuáles son nuestras obligaciones si tenemos una base de datos personales de clientes o proveedores?

Siempre que se soliciten datos de carácter personal de los clientes personas físicas, te verás afectada por la normativa sobre Protección de Datos de Carácter personal: Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y su Reglamento de desarrollo (R.D. 1720/2007, de 21 de diciembre), aplicables a los datos de carácter personal de personas físicas sobre cualquier tipo de soporte, que los haga susceptibles de tratamiento y a toda modalidad de uso posterior de esos datos.

Las obligaciones de las empresas que recojan y almacenen este tipo de datos son las siguientes:

  1. Facilitar la información obligatoria en el momento de la recogida y advertir al usuario de que le asisten los derechos de oposición al tratamiento, acceso, rectificación, y cancelación de sus datos, en las condiciones previstas en el Reglamento de desarrollo de la LOPD.
  2. Recabar el consentimiento expreso del titular de los datos.
  3. Notificar previamente la creación de ficherosde datos personales e inscribirlos en el Registro General de Protección de Datos de la Agencia Española de Protección de Datos (www.agpd.es). En la notificación debe identificarse al responsable del fichero, la finalidad del mismo, su ubicación, el tipo de datos de carácter personal que contiene, el sistema de tratamiento empleado, el colectivo de personas sobre las que se obtienen los datos, la categoría de los datos, las medidas de seguridad, con indicación del nivel básico, medio o alto exigible y las cesiones de datos de carácter personal que se prevean realizar. 
  4. Adoptar las medidas técnicas y organizativas necesarias para garantizar la seguridad de los ficheros que contengan este tipo de datos, con el contenido mínimo previsto en el Reglamento de la LOPD (la medida básica es la elaboración de un documento de seguridad de obligado cumplimiento para el personal con acceso a los datos de carácter personal).

En la página web de la Agencia de Protección de Datos www.agpd.esen el apartado dedicado a los responsables de los ficheros, donde se te informa de las obligaciones, de la inscripción de ficheros, así como del documento de seguridad.

10. Ley orgánica de protección de datos
Ley orgánica de protección de datos

Siempre que se soliciten datos de carácter personal de los clientes personas físicas, hay que atender a la normativa sobre Protección de Datos de Carácter personal: Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y su Reglamento de desarrollo (R.D. 1720/2007, de 21 de diciembre), aplicables a los datos de carácter personal de personas físicas sobre cualquier tipo de soporte, que los haga susceptibles de tratamiento y a toda modalidad de uso posterior de esos datos.

Las obligaciones de las empresas que recojan y almacenen este tipo de datos son las siguientes:

  1. Facilitar la información obligatoria en el momento de la recogida y advertir al usuario de que le asisten los derechos de oposición al tratamiento, acceso, rectificación, y cancelación de sus datos, en las condiciones previstas en el Reglamento de desarrollo de la LOPD.
  2. Recabar el consentimiento expreso del titular de los datos.
  3. Notificar previamente la creación de ficheros de datos personales e inscribirlos en el
  4. Registro General de Protección de Datos de la Agencia Española de Protección de Datos (www.agpd.es). En la notificación debe identificarse al responsable del fichero, la finalidad del mismo, su ubicación, el tipo de datos de carácter personal que contiene, el sistema de tratamiento empleado, el colectivo de personas sobre las que se obtienen los datos, la categoría de los datos, las medidas de seguridad, con indicación del nivel básico, medio o alto exigible y las cesiones de datos de carácter personal que se prevean realizar.
  5. Adoptar las medidas técnicas y organizativas necesarias para garantizar la seguridad de los ficheros que contengan este tipo de datos, con el contenido mínimo previsto en el Reglamento de la LOPD (la medida básica es la elaboración de un documento de seguridad de obligado cumplimiento para el personal con acceso a los datos de carácter personal).

En la página web de la Agencia de Protección de Datos www.agpd.es en el apartado dedicado a los responsables de los ficheros, puedes encontrar información de las obligaciones, de la inscripción de ficheros, así como del documento de seguridad.

11. Comercio exterior
¿Qué pasos tengo que dar para importar mercancías?

Intentamos resumir los aspectos más relevantes en una importación de mercancías

  1. Partidas arancelarias.
    Debes conocer la partidas arancelarias de los productos a importar, para conocer los aranceles que gravan la importación. Se puede realizar la consulta a través de la web de Taric www.taric.esy la Agencia tributaria https://www.agenciatributaria.gob.es/
  2. Aranceles aplicables.
    Los aranceles que gravan desde España/UE el producto importado se pueden consultar desde la web de Aduanas de la Agencia Tributaria https://www.agenciatributaria.gob.es/

    El Consejo Superior de Cámaras ofrece una Guía on line @rancel que permite localizar la partida arancelaria y los derechos que gravan la importación de mercancías (http://www.plancameral.org/Guia_Arancel/PresentacionArancel.asp)

  3. Régimen de importación del producto:
    La web de la Secretaría de Estado de Turismo y Comercio: http://www.comercio.gob.es/es-ES/Paginas/default.aspx(Área de Comercio Exterior – Secretaría General de Comercio Exterior) ofrece información sobre los regímenes aplicables según el producto de que se trate. Tienes que acceder a la opción "Régimen comercial y arancelario" o puedes solicitar asesoramiento personalizado a la Red territorial de la Secretaría general de Comercio Exterior de la ciudad correspondiente (buscar contacto en direcciones territoriales- España)
¿Dónde puedo informarme para exportar mis productos?

Para información general sobre las formalidades de la exportación puedes visitar la web del Plan de Cameral de Exportaciones de las Cámaras de Comercio e Industria españolas (www.plancameral.org,). En el apartado "Herramientas apoyo al exportador" – "Guías on-line" encontrarás algunas guías prácticas que tratan aspectos básicos del comercio exterior.

Por otra parte, el Instituto de Comercio Exterior (ICEX) ofrece información sobre mercados, ferias, ayudas y subvenciones e incluso el camino que debe seguir la empresa que desea iniciarse en la exportación. Además disponen de estudios de mercado por países y sectores, así como listados de importadores y distribuidores, realizados por las Oficinas Comerciales de España en el Exterior.

En la web de la Secretaría General de Comercio Exterior tienes también información sobre el régimen comercial aplicable a la exportación: www.comercio.es(Comercio Exterior).

Para un asesoramiento específico y para resolver dudas concretas puedes acudir a los servicios especializados presénciales de:

¿Cómo funciona el IVA en las operaciones intracomunitarias?

En el caso de una compra-venta entre empresas de distintos Estados miembros de la Unión Europea (poseedores de NIF-IVA) la entrega de bienes estará exenta de IVA en el Estado de origen y será gravada en el Estado destino.

En el caso de que el adquirente en el estado de destino sea un particular, como norma general, se produce una entrega de origen gravada en el país de origen y exenta en el país destino. Este supuesto tiene excepciones como la adquisición e vehículos de transporte y ventas a distancia cuando supera ciertos límites de facturación.

Para que la empresa pueda emitir una factura sin IVA, ésta tiene que ser poseedora de un NIF- IVA y tiene que asegurarse de que la empresa compradora a su vez también posee un NIF- IVA válido. Para ello la UE ofrece una herramienta de consulta que es el Sistema VIES, en el que puede comprobar si la empresa posee NIF-IVA y si éste es válido http://ec.europa.eu/taxation_customs/vies/vieshome.do

Una empresa española puede darse de alta en el registro de operadores intracomunitarios y obtener un NIF-IVA presentando el modelo 036 de declaración censal en Delegación de la Agencia Tributaria correspondiente, o por vía telemática.

Puede ampliar información en la web de la Agencia Tributaria (www.aeat.es).

12. Marketing y mercado
¿Cómo puedo hacer el estudio de mercado de mi proyecto empresarial?

Cada proyecto empresarial requiere realizar el estudio de mercado de una forma distinta dependiendo del sector, el producto o el servicio que se ofrezca, la ubicación, la clientela a la que vaya dirigido, etc., lo que podemos facilitarte un guión orientativo sobre las cuestiones que se deben analizar en general al realizar un estudio de mercado:

  • DATOS DEL MERCADO:
    Población y renta per capita, que nos permiten conocer el tamaño y volumen de un mercado.
    La experiencia previa de la empresa en este mercado, si ha tenido alguna.
  • COMPETIDORES
    El número de competidores presentes en ese mercado, la cuota de mercado, identificar a los competidores detectados (cuantos más datos sobre ellos mejor), los productos de los competidores, la horquilla de precios en la que se mueven y las ventajas que puede tener nuestro producto o servicio sobre la competencia.
  • PRODUCTO/SERVICIO: ¿qué innovaciones o valor añadido aporta nuestro producto/servicio? ¿Satisface nuevas demandas? ¿Es fácilmente sustituible? ¿Cuál es la duración estimada de la vida del producto en el mercado? ¿Aporta algún elemento de exclusividad? ¿Es fácilmente imitable?
  • DISTRIBUCIÓN
    Los canales de distribución utilizados para la comercialización de productos similares a los que desea introducir nuestra empresa.
    ¿Qué sistema de entrada al mercado vamos a utilizar? ¿Cómo llegaremos a los clientes?
  • CLIENTES
    Identificar a los potenciales clientes (por supuesto, si alguno destaca especialmente, etc.) y estudiar sus motivaciones de compra (precio, calidad, imagen, etc.), así como las posibilidades de segmentación que ofrece el mercado.
    Estudiar las acciones de promoción necesarias para llegar a la clientela.
  • BARRERAS DE PRODUCTO/SERVICIO
    Estudiar si en ese mercado es necesario cumplir alguna normativa específica, es necesario obtener homologaciones o autorizaciones sanitarias o de otra índole, inscribirse en algún registro, etc.
  • PROVEEDORES: ¿Conocemos a los proveedores? ¿Son fácilmente sustituibles? ¿Están geográficamente cerca? ¿En qué posición estamos respecto de ellos?
13. Búsqueda de información
¿Dónde puedo buscar proveedores?

Puedes localizar empresas de un sector determinado a través de distintas páginas de Internet, como por ejemplo, las siguientes:

Por otro lado, las Cámaras de Comercio e Industria españolas disponen de información sobre las empresas que actúan en su demarcación.

Otra buena forma de buscar y entrar en contacto con empresas proveedoras es acudir a ferias especializadas del sector que nos interesa. Se pueden buscar ferias a través de la página de la Asociación de Ferias Españolas, http://www.afe.es/También puedes localizar en Internet la página web de la feria de tu ciudad o informarte a través de la página web de tu Cámara de Comercio (en www.cscamaras.orgencontrarás las páginas de todas las Cámaras).

14. Franquicias
¿Es bueno comenzar la actividad con una franquicia?

La franquicia está regulada en España por la siguiente normativa:

  1. Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista (Capítulo VI, artículo 62 y siguientes), BOE de 17 de enero de 1996.
  2. Real Decreto 201/2010, de 26 de febrero, por el que se regula el ejercicio de la actividad comercial en régimen de franquicia y la comunicación de datos al registro de franquiciadores

La presente norma tiene por objeto establecer las condiciones básicas para desarrollar la actividad de cesión de franquicias y la regulación del funcionamiento y organización del registro de franquiciadores, previsto en el artículo 62 de la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista.

En el Capítulo III del R. Decreto se regula el Registro de franquiciadores. El registro de franquiciadores, previsto en el artículo 62.2 de la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista, se configura como un registro de carácter público y naturaleza administrativa, a los solos efectos de información y publicidad.

Las personas físicas o jurídicas que pretendan desarrollar en España la actividad de cesión de franquicia deberán comunicar sus datos, en el plazo de 3 meses desde el inicio de la actividad, o bien al registro de la comunidad autónoma donde prevean iniciar sus actividades, o cuando la comunidad autónoma no establezca la necesidad de comunicación de datos a la misma, al registro de franquiciadores del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a efectos informativos.

Por regla general, la inversión necesaria para poner en marcha un negocio suele ser más alta como franquiciado que como empresario independiente; a cambio, la franquicia ofrece al franquiciado la ventaja de minimizar el riesgo empresarial, permitiéndole la incorporación a una marca y a una cadena de distribución que ya ha probado su éxito en el mercado.

Nuestra recomendación es que, antes de tomar cualquier decisión, consultar todas las dudas cuantas veces sea necesario al franquiciador una vez que haga entrega de la documentación que presenta la franquicia y, si es posible, visitar a otro franquiciado en otra plaza y escuchar su opinión. Te informamos de que existe una Asociación Española de Franquiciadores, cuyo sito web es http://www.franquiciadores.com/.

Índice

SalDeDudas.es - Servicio de Consultas OnLine